inversiones inmobiliarias

Precio de venta 2.200.000 €

Ubicación orientativa

Ver mapa más grande

Descripción

Cortijo siglo XVIII con olivar, en venta, en la provincia de Córdoba

La finca tiene una extensión más de 200 has. Su paisaje característico es el olivar más de 150 has.
Las 55 hectáreas restantes corresponden a monte bajo y encinar.

UN POCO DE HISTORIA
Sus orígenes se sitúan a finales del siglo XVIII. Sus espacios se distribuyen siguiendo los modelos clásicos de la arquitectura ligada al olivar: en torno a dos grandes patios centrales, con abrevaderos, se sitúan el molino, el señorío, la gañanía y los almacenes y cuadras, dibujando un perímetro cerrado, a manera de fortificación amurallada.

Tiene más de de 1.500 m2 de edificaciones.
Sus muros de piedra y cal, con cerca de un metro de espesor, sus techos abovedados, sus patios, sus jardines, sus fuentes y arroyos, sus manantiales de cristalinas aguas que desde siglos están brotando, su capilla, etc., hacen de él un lugar privilegiado, el último edén, en donde el tiempo se para y nuestros sentidos se abren al mundo.
Fue antiguo asentamiento visigodo, cuyos restos aún perduran, refugio en el pasado de monjes salteadores y escenario de la Guerra Civil Española.

El Cortijo es ejemplo de la arquitectura más tradicional andaluza, vestigio de su pasado agrícola y monumento vivo de su cultura, que ha pervivido gracias al empeño de sus dueños.

Con sus abrevaderos, se situaban el molino, el señorío, la gañanía y los almacenes y cuadras, dibujando un perímetro cerrado, a manera de fortificación amurallada.

El Cortijo es hoy una magnífica hacienda en donde se combinan la belleza del pasado y la comodidad del presente.

En el monte bajo y encinar abunda la coscoja, la carrasca, la jara, etc., junto a especies tan características como el madroño, quejigo, acebo, castaño, nogal, almendro, etc.
Son muchas las especies animales que aquí conviven: el águila imperial y real, el buitre leonado, búhos, mojinos, urracas, perdices, zorzales, palomas torcaces, liebres, conejos, ciervos, jabalíes, etc. que permiten el desarrollo de la caza, tanto menor como mayor y la caza con perdigón, que tantos adeptos tiene en esta zona.

Uno de los valores a destacar de la finca es la abundancia de agua. Son varios arroyos los que la cruzan y varios manantiales los que de forma natural brotan y suministran agua, tanto para el uso y consumo humano, como para el agrícola. Posibilidad para regadío. Abundante agua subterránea. Dos grandes huertas. Por la disponibilidad de buenos pastos, la finca es muy apta para la cría ganadera, tanto ovina como equina y porcina.

CAPILLA CONSAGRADA.
Merece una mención especial, dedicada a San Antonio, con espadaña y antigua campana, y bello mosaico con inscripción relativa a la actividad fundamental de esta finca: EL OLIVO
"Dios es la luz de los Cielos y de la Tierra. Su luz

EXPLOTACIÓN
El número de olivos reconocidos por el SIG OLEICO ESPAÑOL es de 13.629 olivos, todos ellos centenarios y la mayoría de variedad picual, con un marco de 10X10, con buena producción y rendimiento.
Rendimiento medio entorno al 25%.
La producción media supera los 300.000 Kg de aceituna, cifra fácilmente superable.

Olivar ecológico, con certificado para la comercialización del aceite como ecológico, con un precio de venta en el mercado superior al del aceite convencional y con una demanda en continua alza.

En proyecto: envasado y comercialización de aceite.

La explotación cuenta con importantes subvenciones procedentes de la PAC: a la producción, medidas agroambientales y ganadería ecológica.
Importantes ingresos derivados: de las subvenciones, de la producción y venta de la aceituna ecológica, y de la explotación de la caza tanto menor como mayor, así como el arriendo ó aprovechamiento de los pastos, de la cría y venta de ganado equino, porcino y ovino, etc.

Posibilidad de diversificación de renta agraria.

Rentabilidad potencial superior al 10%